42. Paseos sin estrés. Adiós tirones.

El Profe Malinois | Adiestramiento canino
42. Paseos sin estrés. Adiós tirones.
Loading
/

Elección de la correa adecuada

Para comenzar, es importante elegir la correa y el collar adecuados para tu perro. Hay una gran variedad de opciones disponibles en el mercado, desde correas retráctiles hasta arneses y collares de cabeza. La elección dependerá en gran medida del tamaño y la raza de tu perro, así como de su comportamiento durante los paseos. Por ejemplo, un arnés puede ser una buena opción para un perro que tiende a tirar de la correa, ya que distribuye la presión de manera más uniforme que un collar.

De todas formas tenéis un episodio en el que hablo de la elección entre collar o arnés. Es el capítulo 21 de este podcast y os lo dejo enlazado a continuación:

También va a influir la edad. Mi recomendación es que cuando son pequeños les llevemos con correa y a medida que van creciendo ir introduciendo el arnés.

Entrenamiento inicial en casa

Antes de salir a la calle, es una buena idea hacer un poco de entrenamiento inicial en casa. Puedes empezar por acostumbrar a tu perro a la correa y al collar o al arnés, permitiéndo que los use durante breves períodos de tiempo mientras está en casa. Luego, puedes practicar caminar con tu perro dentro de casa o en tu jardín, recompensando por caminar a tu lado y por no tirar de la correa.

Cómo manejar los tirones de la correa

Uno de los problemas más comunes que los dueños de perros enfrentan durante los paseos es el tiro de la correa. Si tu perro tira de la correa, lo mejor que puedes hacer es detenerte en seco. Esto enseñará a tu perro que tirar de la correa no lo llevará a donde quiere ir más rápido. Recuerda, la paciencia es clave aquí, puede llevar tiempo, pero con consistencia, tu perro aprenderá a caminar correctamente.

Cómo introducir nuevas situaciones y entornos

Finalmente, una vez que tu perro se sienta cómodo caminando contigo en un entorno familiar, puedes empezar a introducir nuevas situaciones y entornos. Esto puede incluir caminar en áreas con más tráfico peatonal o con más perros, o incluso practicar caminar al lado de una bicicleta. Recuerda siempre ir al ritmo de tu perro y asegurarte de que se sienta seguro y cómodo en cada nueva situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio