25. El estrés en perros y el mío

El Profe Malinois|Adiestramiento canino
25. El estrés en perros y el mío
Loading
/

¡Estoy de vuelta!

Han sido unas semanas duras en las que he tenido que estar fuera por trabajo y bueno… Me ha sido imposible grabar el podcast. Para que me conozcáis un poco antes de entrar en la materia de hoy, la cual está muy ligada con lo que os voy a contar, voy a hablarte un poquito de mi.

Soy ingeniero automatísta y robótico, me dedico pues eso, a jugar un poco con los robots de la empresa en la que trabajo y a programarlos. El caso es que he tenido que hacer un viaje al extranjero de un mes y de verdad que me ha sido imposible grabar y crear contenido. Eso sí, he seguido formándome porque os voy a traer cosas chulas.

El caso es que estoy metido en demasiados berenjenales, los principales, mi trabajo, el cual me da de comer a mi y a dante, algún perrin al que adiestrar en mi ciudad y un proyecto que estoy iniciando y que poco a poco os iré contando más cositas, y si, está relacionado con perros.

Por ahora os puedo adelantar que he creado una newsletter en la que te cuento muchas muchas cosas del mundo canino, de todo un poco. Podéis suscribiros en pastorbelgamalinois.org/suscripción, solo tenéis que introducir el email.

Y bueno el caso es que con tanto jaleo me he estresado mucho y es que esto no es solo cosa de humanos, sino que también es cosa de perros, más de lo que pensamos. Veamos algunas situaciones.

Puedes pensar que los perros que están tirados en casa NO se estresan. Duermen 16 horas mas o menos

¿Qué es el estrés?

Enfrentarse a una situación de rápida reacción real o imaginaria. Por ejemplo los traumas, el caso más común.

Ejemplos: gritos de niños, bocinas, ruido de un bar de abajo, una moto, existen muchos ejemplos cotidianos.

Un perro que no quiere más que jugar y de forma muy brusca.

Todo lo que les asusta. Un ejemplo pueden ser los collares de púas o estrangulamiento.

Ejercicio intenso.

Chinchar al perro. Típicos videos de Instagram cuando les tocan la cara.

El día a día, como nosotros. cada vez hay más estímulos y estamos a mil cosas, como os he contado antes. Queremos vivir muy rápido, sobre todo en la ciudad.

Haz caso al perro cuando lo paseas.

Ya me he quedado a gusto con este episodio, de verdad.

No puedo prometer dos episodios semanales, pero si que te prometo al menos uno más los correos de la suscripción o newsletter, como prefiráis llamarlo.

¡Nos escuchamos pronto y disfrutar de la semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio