35. ESPECIAL. Viaje con un perro a Asturias. Días 2 y 3.

El Profe Malinois|Adiestramiento canino
35. ESPECIAL. Viaje con un perro a Asturias. Días 2 y 3.
Loading
/

Estos dos días tocaba monte a las mañanas, tanto el martes como el miércoles. Además el tiempo ha acompañado.

Empezamos el martes. Fuimos a hacer la ruta de los acantilados, vimos la gruta y la playa del silencio

Consejos: lleva el perro siempre atado, nunca sabes si puedes encontrar ganado, además de los acantilados.

La importancia de la socialización, caso de la plata del silencio.

Después de la caminata tocaba descansar, entrecomillas, porque visitamos Cudillero, un pueblo costero super bonito pero es que es vertical… vaya cuestas.

Comimos en el mismo pueblo un cachopo como mi brazo y aquí quiero resaltar la importancia de que tu perro sepa no hacer nada.

Después de comer subimos a un mirador en lo alto del pueblo, vimos el puerto y volvimos al hotel para pegarme una ducha y poner rumbo a Gijón. Pero el tema de la ciudad te lo voy a contar luego porque tampoco hay gran cosa que decir respecto al perro, por lo que lo junto con el día siguiente que visitamos Oviedo.

La mañana del miércoles volvimos a hacer una caminata, y de verdad que acertamos de pleno. Desde Avilés, donde estoy alojado, hasta Oviedo, hay una ruta muy muy chula que se llama “Los covarones de Tuernes”. Es un río que va metido en unas grutas y cuevas abiertas y de verdad que es precioso. Eso si el perro acabó callado.

Y aquí un pequeño consejo. Lleva siempre algo para limpiar al perro, una simple toalla por ejemplo. Tenía dos opciones, o volver a casa y cambiarme porque metí la pata en el río y me caí, o seguir a Oviedo y seguir el planning, te adelanto que tenía ropa de cambio y seguí, pero imagina que tengo que volver a casa. No es mi casa y el perro estaba lleno de barro. Entiendes ahora el porqué de la toalla. De todas formas el planning seguía con la visita al museo de Fernando Alonso, deja a Dante impoluto, hasta le cepillé. Pero nada, me obligaban a ir con trasportín, y como vosotros comprenderéis, no me apetece cargar con 40 kg durante dos horas.

Vamos ya con el turismo de ciudad, aunque poco hay que decir. Vimos tanto Oviedo como Gijón y me gustó como se portó Dante. Permitirme chulear pero muchísima gente me decía que que tranquilito va, que bien se porta, que bien adiestrado … Pero hubo un comentario de una chica que también tenia un Mali que me pregunto que si era un perro de trabajo y cuando le dije que era de compañía hizo el comentario de “otro perro tonto”. Lo dijo con una sonrisa de oreja a oreja, dijo que el perro era precioso y se marchó.

A ver, hagamos una reflexión sobre esto.

(Reflexión, debes escuchar el podcast para ello)

Luego también visitamos la playa de San Lorenzo en gijón y era una fiesta de perros, y así como curiosidad, que sepáis que Gijón es la ciudad en la que más perros hay por habitante, más que bebes.

Y nada este ha sido el podcast de hoy, espero que te haya gustado y me ayudaría mucho una valoración en Spotify, iVoox, Apple Podcast o donde escuches este episodio. Y ya sabes que puedes dejarme un comentario contándome qué te parece este tipo de contenido en la misma web.

Nos escuchamos pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio