13. El miedo a las tormentas y petardos

El Profe Malinois|Adiestramiento canino
13. El miedo a las tormentas y petardos
Loading
/

Se que queda la segunda parte del saludo de nuestros perros con las personas, pero con las tormentas que ha habido estos días y que llegan las fiestas de pueblos este verano, he tenido la necesidad de hacer este episodio.

Tenemos que tener clara una cosa, no todos los perros nacen con miedo o sin él. Un perro puede llevar años sin tener miedo a las tormentas pero si un dia, llega una tormenta muy fuerte o un petardo le explota muy cerca, puede despertar ese miedo y a extenderse a otros miedos.

Hablaremos de cómo solucionar estos miedos y de cómo afrontarlos.

Partamos del caso de que tu perro no tiene miedo a nada de esto, tienes suerte, pero no te confíes, ya he dicho antes que muchos perros pasan años sin tener miedo y en un momento dado se les cruza el cable por una mala experiencia y el daño ahí queda. Por lo que te recomiendo que lo prevengas. La forma más efectiva es evitando la situación y exponerles lo menos posible, es decir, si veo que llega una tormenta, vuelta a casa, si vemos que en una zona en la que están tirando petardos, lo evitamos. El caso es protegerlo de esas situaciones.

Eso sí, SIEMPRE ATADO. Por favor.

Lo que NO tienes que hacer es llevarle a esas situaciones, seguro que te encuentras a alguien que te dice que lleva a su perro a esas situaciones para acostumbrar al perro. No hagas eso porque lo único que vas a conseguir es meterle más miedo. Y esto es aplicable a cualquier edad.

Nuestra actitud también es muy importante, tenemos que mantenernos tranquilos, no ponernos nerviosos y actuar con naturalidad.

Entramos al caso de que el perro si que tenga miedo.

Como acabamos de decir, tienes que mostrarte sereno, tranquilo y natural ante los truenos o petardos.

No caer en coger al perro en brazos para mimarle y pasarnos con las caricias. Lo que consigues con esto es comunicarle que te gusta la situación y reforzar ese comportamiento de miedo.

Te recomiendo que hagas lo siguiente:

Manténle a tu lado si estáis por la calle y suena un ruido fuerte pero de forma natural.

Si hay tormenta o son fiestas, haz juegos en casa, olfativos, de búsqueda y juego, etc.

En el caso de que se esconda, no vayas a por él, no le saques de su escondite o refugio, espera a que pase y luego ya le puedes ayudar a salir.

Premiale de forma extrema, aplica el motivador del que hemos hablado en otros episodios, cuando llega un trueno o petardo.

Por último, si ves que el perro lo pasa muy muy mal y no avanzamos con los ruidos, contacta con un profesional.

Espero que os haya gustado este episodio, como ya he dicho, tenía la necesidad de hablar de ello por las fechas en las que estamos, asique animo con esos miedos y con paciencia notareis mucha mejora.

Pasar un buen fin de semana y nos escuchamos este lunes como siempre. 

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio